La detección de fugas es vital para una red de cable (CATV). No sólo es importante para corregir radiaciones de señal, sino también para evitar ingresos.

Claramente la norma indica que la radiación de un Sistema de Televisión por Cable (CATV) no debe ser mayor a 18 μV/m medidos a una distancia de 2.5 y 3 m en frecuencias comprendidas entre 54 y 750MHz. Actualmente los requerimientos de los nuevos servicios han superado este parámetro. Se sugiere que la empresa de cable sea más exigente en esta norma para evitar cualquier problema de intermodulación en los sistemas.

Existe una gran variedad de dispositivos para detectar fugas en una red. Algunos tienen opciones para programar el nivel de señal a detectar y permiten medir las radiaciones de nuestro sistema y de otros sistemas.

No se recomienda el método de detección de fugas insertando portadoras en la
Banda de FM, ya que no es tan exacto como el usar plataformas o dispositivos más sofisticados.

Hay un método para la medición de radiaciones con una antena dipolo y un analizador de espectros bastante práctico. Para efectuar las mediciones se deben seguir los siguientes pasos:

1. se elige una frecuencia para la portadora que se va a insertar en la
red de cable que servirá para detectar fugas. Es recomendable utilizar una
portadora de la banda media del sistema.
2. Se procede a ajustar la antena antes de realizar el barrido de la red tomando en cuenta que las antenas dipolos son de media longitud de onda. Por ejemplo, si la portadora insertada tiene una frecuencia de 139.25 MHz, entonces se puede
conocer fácilmente la longitud del dipolo mediante las siguientes fórmulas:

λ = c / f
L = λ / 2

Definiendo
λ = longitud de onda
c= 300 x 106 m/s
f = frecuencia
L = longitud del dipolo
Sustituyendo los valores en las fórmulas, se tiene que la longitud del dipolo para la
frecuencia del ejemplo (139.25 MHz) es de 1.07 m
3. Se conecta la antena con un cable de longitud de 5 mts a un analizador de
espectros.
4. El analizador de espectro debe estar sintonizado a la frecuencia que se seleccionó para la portadora. También se debe convertir los valores de medición de dB a mV y escoger una escala adecuada.
5. El barrido de la red se efectúa colocando la antena dipolo de forma paralela a la red a una distancia aproximada de 3m.
6. Cada vez que suba el nivel de la portadora seleccionada, se debe orientar la
antena dipolo para tratar de buscar un nivel mayor de radiación.
7. Una vez que la medición indique que hay una fuga cercana, se debe hacer un
barrido a aproximadamente de 5 a 6 metros de distancia del primer punto para
localizar el lugar exacto de la fuga.
8. Se recomienda ir anotando todas las fugas encontradas y su nivel correspondiente en μV/m en el mapa de la red troncal.

SE ACONSEJA

No tratar de reparar la fuga en el momento que sea detectada, sino
barrer la red completa para registrar todas las fugas

Una vez que se tenga el mapa de la red con las fugas, se procede a reparar el
10% de las fugas más graves.

Después se debe volver a revisar el área y corregir nuevamente el 10% de las
radiaciones más altas. Repetir este proceso cuantas veces sea necesario hasta que no se detecten más radiaciones superiores a los parámetros indicados en la norma o por la empresa de cable.

Es importante recordar que más de la mitad de las radiaciones son consecuencia
de acometidas mal instaladas (Conectores en fuga, Tap y Amplificadores)